La Comisión por los Derechos Humanos repudió el «tractorazo» y afirmó que «quieren ahorcar el sistema democrático»

La Comisión por los Derechos Humanos de Trenque Lauquen repudió el «tractorazo» que se realizó el sábado pasado en Buenos Aires y afirmó que «lo que quiere ahorcar es el sistema democrático». La masiva movilización de productores agropecuarios del interior hacia la Capital Federal, que llevó tractores a la Plaza de Mayo, fue en reclamo de mejoras impositivas para el sector, pero sucedieron algunos hechos de violencia hacia sectores referenciados con el kirchnerismo, que fueron señalados por la organización local.

En Plaza de Mayo se colgaron, a modo de «ahorcamientos», muñecos con caras de distintos funcionarios del gobierno nacional, e incluso de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Barnes de Carlotto, lo cual no tenía nada que ver con el reclamo original.

Algunos de los muñecos que fueron colgados en la Plaza de Mayo, a modo de violenta provocación simbólica, que fue repudiado por la Comisión por los Derechos Humanos de Trenque Lauquen

Por ese motivo, desde la Comisión por los Derechos Humanos emitieron el siguiente comunicado:

LO QUE QUIEREN AHORCAR ES EL SISTEMA DEMOCRÁTICO

En el marco de una manifestación organizada por sectores acomodados de la Pampa Húmeda (de la agrupación «Campo+Ciudad», cuyos miembros fueron definidos por el dirigente agrario Pedro Peretti como «supremacistas blancos, racistas» e «integrantes de la ultraderecha», al punto que la propia Mesa de Enlace de las patronales agropecuarias se «abrió» o separó formalmente de la movilización) con la participación activa de dirigentes de la alianza Juntos por el Cambio (Rodríguez Larreta, Vidal, Santilli, Patricia Bullrich, entre otros/as) se registró una vez más una repudiable muestra de violencia, que pretende ser simbólica pero no deja de ser violencia explícita.


En las rejas que rodean la Pirámide, en la Plaza de Mayo, se colocaron muñecos negros con fotos en su parte superior, simulando «colgamientos» o «ahorcamientos» de funcionarios del Gobierno nacional, de la provincia de Buenos Aires, de alguna intendenta y de referentes legislativos del Frente de Todos. 

También «colgaron» en ese acto repugnante a Estela Barnes de Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo, y Hebe de Bonafini, presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo. La presencia de Estela como blanco alegórico de esta manifestación violenta marca que quienes la idearon y ejecutaron son negacionistas del genocidio y cómplices ideológicos de Videla, Massera, Camps, Menéndez, Etchecolatz y Astiz.

Lo decimos sin dudar porque la presidenta de Abuelas ha sido una referente ejemplar, a lo largo de más de cuarenta años, luchando por Verdad y Justicia del modo más pacífico y respetuoso que pueda pedirse a un ser humano. Con Hebe podrían estar «enojados», por algunas de sus manifestaciones públicas sin filtro, pero esa excusa para disimular la afinidad que estos sectores (organizadores del «tractorazo») tienen con los genocidas se cae cuando vemos que también deciden matar simbólicamente a la máxima referente de la organización que busca a nietas/os secuestradas/os y apropiadas/os. 

Colgar muñecos con los rostros de Estela y Hebe en Plaza de Mayo es una afrenta que no toleraremos en silencio. Quienes hicieron eso son fascistas, representantes de una ultraderecha antidemocrática capaz de perseguir y dañar la integridad de los que osan oponérseles. No naturalizamos su violencia latente, que se expresa cada vez que tienen oportunidad de ganar la calle; se creen superiores, y paradójicamente por eso hacen descender la calidad del sistema democrático al nivel más bajo concebible. En realidad, aunque quizás no se den cuenta, ahorcando muñecos de funcionarios y referentes de Organismos de DDHH, exhiben su verdadera intención: sofocar y dejar sin aire nuestra democracia, esa que a fines del año próximo cumple 40 años de desarrollo ininterrumpido (a pesar de los/as nostálgicos de la dictadura).

COMISIÓN por los DERECHOS HUMANOS, Trenque Lauquen, 24 de abril de 2022.    

Redacción Diario Central

error: Content is protected !!